ARGENTINA:    Gimnasia   Artística   Masculina

Inicio

Noticias

Torneos

Resultados

Contactar

Volver

 

www.sagreras.com.ar           

 

Psicología del Deporte en Gimnasia Artísca 

 

La Autoconfianza de los Gimnastas en los Entrenamientos.

Recursos técnicos y estrategias psicólogicas para obtenerla.

 

Lic. Gabriel Bayeto

 

La Autoconfianza del gimnasta es escencial para realizar correcta y consistentemente los ejercicios todos  los niveles de dificultad , especialmente en Gimnasia Artística. Este es un aspecto psicológico (fundamental para el rendimiento) que se construye a través de toda una carrera deportiva, y en gran medida es consecuencia del aumento del nivel técnico del deportista y de su experiencia. No obstante la confianza del gimnasta se fortalece,  pero tambien sufre mermas a través de los avatares de la rutina del entrenamiento. 

 

El entrenador puede usar ser un arma  para devolver al gimnasta su confianza cuando algunos ejercicios no salen. Su creatividad para descomponer en elementos básicos de un ejercicio, tal cual como cuando el gimnasta lo estaba aprendiendo, y el uso de este recurso para el cambio de estrategia en el entrenamiento  es lo que vamos a desarrollar.

 

Momentos o etapas de debilitamiento de la confianza son sufridos por el gimnasta frecuentemente, vamos a analizar un recurso técnico que nos va a aportar beneficios psicólogicos. Todo entrenador puede adaptar las técnicas y usar estas estrategias, para fortalecer este aspecto en el gimnasta. En un momento de temores, inseguridades, y bloqueos hay recursos que, aunque no sean efectivos de entrada siempre son útiles a mediano y largo plazo. Esto no solo permite eludir la escena temida y frustrante para ambos (entrenador – gimnasta), de estar estancados en un ejercicio y no avanzar, sino que ayuda a evitar la parálisis de acción que se produce como consecuencia de no encontrar respuesta a lo que sucede.

 

Supongamos que al gimnasta no le sale el Endo en barra.  O lo hacía y lo perdió. La repetición de intentos de ese Endo a veces no resulta útil para volver a hacerlo. Esto genera que el nivel de autoconfianza del gimnasta decaiga en la misma medida en que los intentos siguen resultando fallidos. Este es el momento en que el entrenador en lugar de seguir corrigiendo los mismos errores y dando la mismas indicaciones (o “enloquecer” como facilmente puede pasar), debe cambiar su estrategia.

 

La descomposición de un ejercicio en múltiples partes (Desconstruction: The process of Breaking down skills of whole part instruction, Technique, USA Gymnastics), y la práctica de estas partes no solo es un recurso metodológico que apunta al proceso de aprendizaje de un elemento. El trabajo sobre partes descompuestas de un ejercico sirve también para corregir los errores cuando el ejercicio ya esta completado por el gimmnasta, pero aún no esta perfeccionado y por supuesto factible de que un día salga y otro no. El trabajo sobre estas partes también sirve de esta manera  como un arma más para cambiar el estado anímico del gimnasta aparentemente irreversible.

 

Siguiendo con el  ejemplo del Endo. El entrenador  puede pedirle al gimnasta no seguir insitiendo con la ejecución del movimiento entero. En lugar de ello, propone, un circuito de ejercicios en el que, al menos en el caso del Endo encuentra multiples formas y partes. Descompuesto, en cada una se refuerza un aspecto técnico de la mecánica, se frotalece una región muscular, se trabaja la elongación necesaria, y por sobre todo, se intenta devolver la seguridad y autoconfianza al  gimmnasta, y salir de la situación frustrante no solo para el sino para su entrenador.

 

A cada una de estas partes, progresivas del movimiento, que surgen de los pasos metodológicos, voy a  llamarlos “Drills” (tomado el término en  ingles), en español los llamamos elementos metodológicos, o progresiones. Que “Drills” se pueden hacer para el Endo? (o el ejercicio se trate) Es la pregunta que el entrenador se debe hacer en ese momento. Seguramete alli puede utilizar todo su inventario técnico y creatividad, y probablemente pueda agraegar muchos más a los que yo ahora doy como ejemplo:

 

-          vueltas adelantes continuadas en barra baja a piernas abiertas

-          endos contra la pared

-          endos en suelo

-          caidas de espaldas al colchon  en toma palmar

-          posiciones estaticas en escuadra a p/ abiertas

-          balanceos pendulares

-          vultas a piernas abiertas en el cañito

-          metidas de piernas con cañito

 

Los “Drills”, son escenciales, porque permiten ademas de mejorar la técnica específica, ayuda a desconectar al gimnasta del momento frustrante de ejercicio que no sale. Es bueno tomarse un tiempo extra y pensar en partes del movimiento en que hacer hincapie y tratar de crear distintas variantes. Esto se puede acordar entre el entrenador y el gimnasta a nivel estratégico, acerca de cuanto tiempo se van a hacer estos movimientos cuantas repeticiones y con que objetivo. 

 

Aquí vale introducir el componente comunicacional, el común acuerdo y la puesta en palabras de lo que  se piensa como recurso para un objeivo común. Tratando de despejar posibles derivaciones de la situación incómoda cuando no salen los ejercicios, enojos mutuos, tensión, gestos desagradables, etc. En este caso el diálogo apunta a las estrategias o pautas elegidas a trabajar, con objetivo de asimilar un movimiento, corregirlo, o buscar metodos para desbloquarse.

 

Es necesario producir un feedback positivo, un intercambio de opiniones que implicaría no solo la propuesta o indicación de que ejercicios realizar por parte del entrenador, sino la opinin e ideas que el gimnasta puede aportar al respecto.

 

Que otras herramientas usar para ganar confianza? Ya nos detuvimos en otro texto acerca de esto solo como complemento o sintesis (Alison Arnold “Breaking down the block”).  El ejercicio y el uso de la visualizaciones (practica imaginada) es efectivo, lo cual es especialmente desarrollado en un gimnasta cuando se imagina asimismo haciendo el ejercicio, el gesto deportivo gimnástico es muy visual por tanto familiar par el gimnasta.

 

Es escencial tambien estimular el autodiálogo positivo del gimnasta. En lugar de decirse: “que tonto, no me sale” (autodialogo negativo). Cultivar frases tipo, “de esta forma va  queriendo”, “va saliendo” (autodialogo positivo).

 

En el caso del Entrenador, es necesario realizar correciones, subrayando lo que el gimnasta hace bien. Lo incorrecto debe ser señalado pero además  explicar “el cómo” se corrige. Se considera este, como se transmiten las ideas, un aspecto relevante para promover autoconfianza.

 

Las “Key words” o “Palabras Llave” o “Clave”, es otra herrameinta valida. Siguiendo como ejemplo del Endo. Hay momentos del ejercicio que nos sugieren una palabra, por ejemplo Empujo, Abro, Meto, etc. Esta palabra clave elegida (solo una, por razones de facil procesamiento cognitivo) nos pone en foco, es decir nos concentra en la realización del elemento, nos refuerza del movimiento que acción motriz tenemos poner acento, y al mismo timpo nos despeja de pensamientos negativos.

 

En síntesis, todo cambio en la estrategia del entrenador apuntaria a los distintos niveles. Tenemos el nivel  Técnico (Drills), pero tambien hemos subrayado el aspecto Comunicacional, pautas y feedback entre Entrenador y Gimnasta; y el nivel de las Herramientas Cognitivos-Conductuales, estas últimas pueden ser desarrolladas de manera propia por cada gimnasta en funcion del resultado que va obteniendo de ellas. En los tres niveles el objetivo en terminos psicológicos es el mismo, buscar varias opciones para trabajar con el gimnasta e intentar favorecer  la Autoconfianza.

 

 

Psicologia del Deporte en Gimnasia Artistica

Lic.Gabriel Bayeto*  

Psicólogo. Entrenador de Gimnasia Artística. Ex integrante de la Selección Nacional.

Preguntas y consultas ON LINE no dudes en escribir:  gabilune@hotmail.com

 

 

309  

 

gimnos@gmail.com